Entradas populares

jueves, 18 de julio de 2013

Un viaje por el Lago Iseo


          El viajero ha paseado por el Lago Iseo en el transporte más popular del mismo, unos pequeños barcos de pasajeros que lo cruzan de norte a sur (unos 30 kilómetros) y de este a oeste www.navigazionelagoiseo.it

         Saliendo del mismo hotel donde me alojo hay un largo embarcadero, que es el que se aprecia en la foto. Y salgo en el barquito de línea hacia el pueblito de Predore, situado enfrente a escasos metros, pero ya en la provincia hermana de Bérgamo. El destino final es la isla de Monte Ísola, tras pasar por Iseo, la capital de esa zona y que da nombre a todo el lago.

         El recorrido con el barco es delicioso, con el frescor de la mañana, mientras algunos turistas se acercan, como yo, hasta este atractivo lugar. El barco recala, en primer lugar, en Sensole, una bellísimo pueblo, enfrente de la preciosa isla privada de San Paolo. El lugar de destino es  Peschiera, el pueblo capital de Monte Ísola, donde ya estuviera hace unos meses un día de lluvioso a través de un barco privado. Hoy el sol resplandecía en todo su esplendor.

 
         Unos datos sobre la isla: Se trata de la mayor isla europea dentro de un lago, lo que le confiere características particulares. Su altitud máxima es de 600 metros, donde se halla la ermita de la Patrona no sólo del lugar, sino de todo el lago, nuestra Señora del Cólera, cuya imagen es del siglo XIII, la Madonna della Ceriola. Cerca, pero más bajo se encuentra el castillo de Oldofredi Martinengo, una fortaleza del XIV.

         Es precioso recorrer a pie el pueblito de Peschiera Maraglio. No hay otra forma, salvo en un minibús o en bici o en motocicleta, que son los vehículos que usan los lugareños. Recuerdo que en la ocasión pasada visité el astillero Ercole Archetti, que se remonta al siglo XVI y con madera de caoba de Costa de Marfil trabajan preciosos barquitos de lujo. http://www.cantierearchettiercole.it/

         Pasear por sus estrechas calles, con encantadores rincones, nos llevan hasta el templo parroquial, baroco, donde en el suelo, a la entrada, está la tumba de los párrocos. El paseo concluye en el precioso jardín del hotel, al mismo borde del lago, donde un vino blanco, de la cercana zona de Francia Corta, con denominación de origen, enriquece el paladar del viajero.

         El trayecto en barco concluye en Iseo, donde somos “recibidos” por el alcalde Ricardo Venchiarutti, que es amigo personal de mi amigo y colega italiano Gian Paolo Bonomi y que en esos momentos está casando a su bella hija.


         Una bebida “spritz”, inventada por los austriacos cuando se hicieron con estos territorios, a primeros del siglo XX, hecha a base de Campari, en la Plaza del Comune (Ayuntamiento), pone fin a esta excursión por el lago Iseo y donde se levanta la primera estatua que Italia dedicó al libertados de dos mundos: Garibaldi. Estamos ya a la espera de desplazarnos hasta Clusane y poder disfrutar de la Fiesta de la Tenca al Horno, con polenta, pero esa ya es otra historia.

4 comentarios:

Concha Pelayo- Spain dijo...

Qué bonito lugar. No sabía nada de su existencia. Me3 alegro que lo disfrutaras. Un beso.

Francisco Rivero dijo...

Sin duda, hay lugares preciosos por esos mundos de Dios. APETEX acaba de organizar un viaje a esta zona de Italia.

jomamaja dijo...

No lo conocíamos. Gacias por este artículo. Hemos pensado ir toda la familia.

Francisco Rivero dijo...

Me gustaría saber desde dónde me escribe jomamaja. Gracias.