Entradas populares

viernes, 17 de agosto de 2018

Una magnífica representación de "El Alcalde de Zalamea"


            He tenido la oportunidad de estar en primera fila en la representación del XXV aniversario de “El alcalde de Zalamea”, en la propia Zalamea de la Serena, invitado por su director Miguel Nieto, y con asistencia del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que tuvo la delicadeza de saludarme al entrar en el recinto de la plaza.




            En esta obra se ve el gran trabajo de un hombre en dirigir a todo un pueblo para entusiasmarlo con la obra que escribiera en nuestro Siglo de Oro, don Pedro Calderón de la Barca, cuya estatua sedente, obra de mi buen amigo Ricardo García Lozano, preside la plaza donde se halla el Ayuntamiento.


            Y decía que es grande la labor de Nieto en despertar el amor de los ilipenses, el gentilicio romano de los habitantes de Zalamea de la Serena, por la obra literaria de uno de nuestros más insignes representantes de la literatura de las Españas, con la adaptación del valenciano Francisco Brines y del propio director.


            Allí José Calvente, representando al alcalde Pedro Crespo, con aquello de “la hacienda y la vida al Rey se le ha de dar, pero no la honra, que la honra es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios”, frase muy aplaudida por los cerca de 1.500 espectadores que llenaban la plaza de la iglesia. Pero no solo quiero citar aquí a José Calvente, sino que una larguísima lista de personas del pueblo, de toda clase, condición y edad, hacen posible la representación de su “alcalde”. Por cierto, saludé también a su alcalde real, Miguel Ángel Fuentes, al que conozco desde las primeras jornadas dedicadas en Zalamea a otro de los grandes de la literatura hispana, Antonio de Nebrija, con su Gramática Española, que fuera escribiendo siguiendo al maestre de la Orden de Alcántara, Juan de Zúñiga, que iba trasladando su corte por los pueblos de Gata, Alcántara, Las Brozas, Zalamea de la Serena y Villanueva de la Serena y se publicara en 1492 en Salamanca.


            Además, tuve el honor de recibir en el Hogar Extremeño de Madrid, como vicepresidente del mismo, a la comitiva que desde Extremadura se trasladó a la capital, para presentar allí, en presencia del actor Juan Diego, que actuó como padrino, la XXV edición de “El alcalde de Zalamea”.


            Los medios de comunicación, especialmente la televisión, requería la opinión de las autoridades y de los asistentes, que fue muy positiva. Al final felicité personalmente a José Calvente y al que representó el papel del Rey, Antonio José Centeno, que también se habían desplazado a Madrid. No pude dejar de dar un fuerte abrazo a Miguel Nieto, que me recordó cuán pronto pasa el tiempo desde que hace más de 25 años, otro buen amigo y antiguo jefe en las tareas periodísticas del Diario Hoy, en el verano de 1974, Luis Ruiz de Gopegui. Fue Gopegui, como encargado de las tareas de “Extremadura 92”, quien sugirió a Miguel Nieto la puesta en escena de esta exitosa representación popular.




            Aproveché que estábamos en un acto eminentemente cultural para comentar, como cronista oficial de la villa cacereña de Las Brozas, al presidente de la Junta dos cosas. En el año 2023 se celebrará el V Centenario del nacimiento que Francisco Sánchez de las Brozas y le sugería que había que crear una comisión nacional del evento, que abarque todas las instituciones, locales, comarcales, provinciales, regionales, nacionales, europeas e internacionales, a través de la UNESCO. La segunda sugerencia fue que Extremadura debía estar dentro de la ruta turístico - cultural del español, pues al día de hoy sólo recorre La Rioja, donde en el monasterio de Suso surgió el idioma español; Salamanca, cuya universidad cumple ahora 800 años y Alcalá de Henares, donde nació Miguel de Cervantes. Extremadura es la gran olvidada, pues aquí, en todos esos pueblos que cité antes, Elio Antonio de Nebrija escribió su Gramática Española; aquí en Las Brozas, nació Nicolás de Ovando, que con su salida a las Américas para ser el primer gobernador español por orden de los Reyes Católicos llevó nuestra lengua a todo un continente. También en Las Brozas nació, como he dicho Francisco Sánchez El Brocense, cuyas teorías gramaticales divulgadas en su “Minerva” fueron estudiadas en toda Europa en el siglo XVII y hoy en día por el más ilustre pensador del momento, el norteamericano Noam Chomsky, sin olvidarse de otros muchos literatos que trabajaron por la lengua nacidos en nuestra tierra, como es el caso de Arias Montano con su Biblia Políglota.


En ambos casos, Fernández Vara me dijo que había que comenzar a trabajar en ambas propuestas y que, en breve, sugeriría a la ministra de Turismo, Reyes Maroto y a la secretaria de Estado de Turismo, que Extremadura entre de lleno en la ruta turístico cultural del español, pues así sería promocionada nuestra región en el extranjero a través de la Dirección General de Turismo de España, Turespaña, donde un servidor ha estado trabajando algo más de 30 años.

jueves, 9 de agosto de 2018

“Las Amazonas”, un gran espectáculo





         Ayer acudí, como desde hace décadas, al Teatro Romano de Mérida. Un llenazo. Había una gran expectación por asistir al estreno de “Las Amazonas”, una producción del propio festival emeritense y de Pentación Espectáculos, propiedad del director del certamen, Jesús Cimarro.

         Días pasados, el 5 de agosto, con motivo de la clausura de la representación de Fedra, en la que brilló una exultante y emotiva Lolita Flores, me encontré en el local jamonero de Nico Jiménez a Loles León, quien me dijo, “tienes que venir a verme al festival. Hago un magnífico papel” Y a fe que cumplí. Conocí a Loles León en el mundo de la farándula en mi etapa mallorquina, hace ya más de 31 años, tantos como llevo en mi trabajo en la Dirección de Turismo de España.

         Cuando llego a comprar las entradas, no había. Gracias a la intervención del jefe de producción, José Recio y de la periodista Toñi Escobero, de relación con los medios, me solucionan el problema. Por cierto, Toñi Recio, que me conocía, es de ascendencia brocense. El recinto del teatro romano estaba COMPLETO; vamos, a rebosar. 




         La escenografía, sencilla, pero muy eficaz. Se nota la experta labor de Magüi Mira en la dirección. Los actores, magnificos, destacando el papel de Silvia Abacal en el de la reina Pentesilea; el de Maxi Iglesias, en el de Aquiles y Loles León en el de la Madre. Igualmente de magnífico estuvo el trío compuesto por las princesas Olivia Molina, Laura Pamplona y Karina Garantivá; el coro de amazonas, espléndido en su curioso papel.

         Es la lucha de la mujer por emanciparse del hombre, pero siempre hay algo que hace caer en algo tan maravilloso como es el amor. Todo se pierde por encontrarse con el ser amado, incluso la vida.



El público agradeció con un largo aplauso y puesto en pie la excelsa labor de interpretación. Al final, Magüi pidió silencio y sólo dijo: “Viva las Amazonas” y… más aplausos. Creo que para el fin de semana no hay entradas. Mi más sincero aplauso por tan magnífico trabajo.