Entradas populares

jueves, 6 de febrero de 2014

Un singular viaje al Parque de Monfragüe


 
 
 
         El viajero ha disfrutado una mañana de un viaje singular en su tierra. Ha pasado por el Parque Nacional de Monfragüe y ha podido apreciarlo desde otra perspectiva. Todos conocemos el Parque desde lugares tan populares como la cima del castillo o al pie del río Tajo enfrente del Salto del Gitano.
         En esta ocasión, he aprovechado una invitación profesional de mi paisano Gonzalo Barroso, que se encarga de la gestión de los coches eléctricos que el Gobierno de Extremadura ha puesto dentro del parque a disposición de los turistas.

 
 
         Dos profesionales de gran altura, como José Luis Rivero (no es familiar de un servidor) y Jesús Rodríguez Montero, dos guías de naturaleza y magníficos fotógrafos, se dedican ahora a realizar rutas por Monfragüe y por otras zonas de Extremadura. Se puede ver su actividad profesional en su magnífica página web: www.naturextremadura.com
         El viaje duró dos horas y fuimos en un singular coche eléctrico, que no hacía prácticamente ruido,  de patente china y fabricado en Vigo. La primera parada en el arroyo de Malvecino (por cierto nadie sabe quién fue ese mal vecino). Allí apreciamos la escasa vegetación de ribera invernal y hablamos de los pajaritos que se ocultan.
         A partir de aquí manejé el coche eléctrico, que no circula a más de 10 kilómetros a la hora y es muy seguro. Como hay varios coches eléctricos, cuando hay una excursión numerosa, uno de los guías abre la marcha y otro la cierra y en el medio los excursionistas realizar su propio viaje, completando la excursión.

 
 
         La mía concluyó en la cima del Cerro Gimio, tras pasar las resbalosas “Piedras de Cañete”, donde se cayó en una visita el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. La vista desde allí es extraordinaria: A lo lejos el padre Tajo con la cortadura del castillo y del Salto del Gitano, a la derecha el Arroyo de Barbaón. Numerosos buitres leonados nos acompañaron a corta distancia.
         Sin duda, fue una jornada muy agradable. Gracias Gonzalo, Gracias José Luis, Gracias, Jesús.

2 comentarios:

Jose L. Rivero dijo...

Fué un verdadero placer disfrutar de tu compañía por esta tierra que tanto nos une a todos. Abrazos y gracias por todo.

Gonzalo B.R. dijo...

Estupendo el tiempo que estuvimos juntos disfrutando de este maravilloso entorno. Un abrazo amigo.