Entradas populares

jueves, 8 de marzo de 2018

Camerún, todo África en un país (I)


El cronista ha tenido en esta ocasión la oportunidad de viajar hasta Camerún, un país situado al norte de Guinea Ecuatorial, en pleno África tropical y que es un resumen de todo el contienente, pues tiene nieves, en las alturas del monte Camerún, de más de 4.000 metros ; selvas con tribus pigmeas y sabanas en el norte, compartiendo con otros tres países Nigeria, Niger y Chad.

 

Ha sido un viaje en el que se han recorrido, en 12 días,  miles de kilómetros. Curiosamente, a pesar de que España ha sido durante varios años el primer cliente comercial de Camerún -ahora superada por China- no hay vuelo directo desde nuestro país hasta esta nación centroafricana.

 

Un poquito de historia: Hasta el siglo XIX había numerosos reinos en este territorio, que fue colonizado por el imperio alemán, hasta que Alemania perdió al Primera Guerra Mundial y fue sustituida por otros dos países europeos coloniales: Francia e Inglaterra, de ahí que haya dos idiomas oficiales, aunque el mayoritario es el francés. Ahora, de alguna manera, es potencia colonial la capitalista China de partido único comunista. China está construyendo la primera autopista del país, desde el aeropuerto internacional hasta la capital: Yaundé.

 


            Durante el viaje estaba programado visitar el Paque de la Mefou, un parque en el que se hallan curando de diversas heridas, animales salvajes como gorilas, chimpancés y otros primates. Fue creado en 1999 sobre una superficie que supera las 1.000 hectáreas y donde se cuida y mima también la flora propia del paìs. De mucho interés es la visita al árbol más viejo del mundo, de 29 metros de circunferencia en el tronco y situado en Ebogo, a unos 60 kilómetros al sur de la capital,  y para llegar hasta él hay que ir en un precioso viaje en piragua, realizada a partir de un gran tronco.

 

            La cena fue en un precioso restaurante de la capital, el « Bois Sainte Anastasie », que comanda desdehace 10 años, María Teresa una intrépida y alegre mujer. Por cierto, la mujeres en Camerún tienen muchas iniciativas empresariales y puede decirse que tienen un gran papel en el desarollo económico de la sociedad camerunesa.

 

 

Por las Cheferías
 

 

            Como ya se ha dicho, Camerú estaba formado por numerosos reinos, de ahí que en la actual República camerunesa haya todavía muchos jefes tribales que llevan el nombre de rey, (chefferi) como es el caso del de Batoufam, Su Majestad Nayang Toukam Inocent, un hombre simpático que conoce muy bien los Sanfermines de Pamplona y que manda sobre unas 12.000 personas. Fue una agradable visita la que hice a su palacio, a su salón del trono, cpncñluytendo la jornada con una cenz< esepcial y la danza  guerrera de su pueblo y a la especial cena que nos dedicó.

 

            Esa jornada concluyó en el Dominio de Petpenoum, un lugar encantador, al borde de un lago, con todas las  comodidades (incluido wifi), y que es propiedad de un francés. Para llegar hasta allí hay que recorrer 9 kilómetros por un camino, que por la noche tiene su riesgo. De todas formas, merece la pena.

 

            Un rey de primera es el Sultán de Fumbam, Su Majestad El Hadj Ibrahim Mbombo Njoya, el rey de los bamunes, reino fundado a finales del siglo XIV y que posee una lengua propia, inventada por su ascendiente en 1869, denominada «Shu-mon», que pudo ser descifrada gracias a una tabla escrita en esta lengua, en árabe y en francés, y que se puede ver en el museo del sultán. Por cierto se está construyendo junto al palacio un nuevo edificio que propone una muestra de los objetos artísticos de esta tribu con estilos museísticos mucho más modernos,

 

            El Sultán tiene un protocolo extraordinario a su salida de la mezquita los viernes. Es agasajado por sus súbditos, mientras grandes trompetas anuncian su llegada y dos le abanican. Lentamente desde el templo hasta el palacio, el rey agradece las muestras de afecto de su pueblo. Los caballos, muy engalanados, brican delante del real cortejo. Al final nos recibió en su salón del trono y resulta que habla un español perfecto por haber sido años atrás embajador de Camerún en Guinea Ecuatorial.

 


            La primera parte de este viaje concluye en las cataratas d’Ekom-Nkam, en la localidad de Mélong, de 80 metros de caida libre. Es un lugar encantador y exótico, por eso fue el escenario donde se rodó en 1984 la película "Greystoke, la leyenda de Tarzán, el rey de los monos", protagonizada por el actor Christopher Lambert.

Greystoke, la leyenda de Tarzán, el rey de los monos

6 comentarios:

olgamariaramos dijo...

Me encantan tus relatos que me permiten viajar sin avión, barco, tren o todo terreno... Basta tu buen relatar y mi imaginación

maria j coronado sabino dijo...

Siempre un placer que nos cuentes tus anécdotas,todo lo importante que acontece en esos viajes por todo el cloro terracleo,un abrazo Francisco.

Juan Francisco Rivero Domínguez dijo...

Intento reflejar, brevemente, en una crónica, un recorrido viajero. Muchas gracias.

Joaquín Muñoz Coronel dijo...

Excelente y exótico viaje, Paco.

Punky dijo...

Muy bien narradas tus vivencias por Camerun Juan Francisco

Eladio San Juan Brasero dijo...

Es un privilegio tenerte J Paco, nos haces unas crónicas excelentes. Viajamos con tus relatos turísticos por el mundo. Es una gozada.
Has pensado en un libro de viajes titulado algo así cómo: "Desde los ojos del cronista"
Gracias amigo, por esos viajes que desde ti hacemos nosotros.