Entradas populares

martes, 21 de febrero de 2012

Mi único encuentro con Gadafi



Hoy saca ABC en portada una información que titula “Gadafi aceptó a González como mediador antes de morir”, y una fotografía donde se ve al dictador libio y a un Felipe González sonrientes y detrás una cortina de canutillos. Uno puede decir, en su historia personal, que estaba allí mismo.

La cortina era de la casa de campo que el banquero Miguel Nigorra, presidente del Banco de Crédito Balear, perteneciente al Grupo del Banco Popular, poseía en 1984 en Santa Ponsa, isla de Mallorca.

En ella se encentró con González y también con Bruno Kreisky, por entonces canciller del Gobierno de Austria y presidente de la Internacional Socialista, quien tenía casa en la isla, al que también entrevisté (en otra ocasión habrá un artículo para Kreisky).

Gadafi llegó ufano al encuentro con Felipe González. Su capa blanca me rozó al pasar y tener que echarme hacia atrás mientras un grupo de periodistas hablábamos con el presidente del gobierno español. Muamar se instaló con su mujer en el hotel Son Vida, donde años después un servidor era responsable de los servicios informativos de la emisora que se instaló allí, Radio 80.

Sin duda, mi etapa en Mallorca fue muy interesante. Nunca había visto a la Guardia Civil con chalecos salvavidas, perros adiestrados y subfusiles en el Aeropuerto de Mallorca, mientras yo trabajaba en el gabinete de prensa. Fue cuando Gadafi, tras atacar con aviones a la isla italiana de Lampedusa, llegó a amenazar a Mallorca, tras el ataque que sufrió Trípoli por parte de las tropas americanas. Bien es verdad que Gadafi protegía a terroristas de ETA y ordenó el derribo el avión de la compañía norteamericana Pan Am, en Lockerbie (Reino Unido), con 270 muertos, pero ya esto es mucho más conocido por todo el mundo.

No hay comentarios: