Entradas populares

lunes, 14 de abril de 2014

La I Feria Nacional del Queso de Manzanares (Ciudad Real)


 
         El viajero ha pasado una jornada de trabajo en Manzanares (Ciudad Real), situado en un cruce de caminos de la meseta castellana, para acudir a la I Feria Nacional del Queso que se celebra este fin de semana.

 
 
         A la Feria han acudido 43 expositores y un numeroso público de Manzanares y de los pueblos de alrededor. Pretende ser la Feria del Queso de España, según me contó el alcalde, Antonio López.

 
 
         El alcalde había recibido a la expedición que había llegado desde Madrid en la oficina de turismo. Un paseo por el pueblo recorrió los principales monumentos, comenzando por la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, un  monumento del silgo XIV, de estilo gótico tardío y una preciosa portada  El pueblo surgió del castillo de Pilas Bonas, como encomienda de la Orden Militar de Calatrava y el concejo medieval a mediados del siglo XIV, alrededor de la plaza mayor confirmada por el Concejo (hoy Ayuntamiento) y el templo parroquial. www.pilasbonas.es

 
 
         Merece la pena callejear para ver numerosos palacetes de importantes familias, como la Casa de los Leones, la de los Ochoa, la de la Marquesa de las Salinas o el palacio de los Merinos, donde se halla hoy el museo de diseñador de ropa Manuel Piña, nacido y fallecido en Manzanares, pero que llevó la moda femenina a un alto nivel de reconocimiento mundial, al abrir tiendas en las principales ciudades del mundo. Fue un icono de la Movida madrileña de los años 80.
         Cuenta la historia –para otros leyenda- que un día estaba por este pueblo Santa Teresa de Jesús para realizar una de sus fundaciones, que con el tiempo sería el convento de frailes carmelitas, el convento de Nuestra Señora de Gracia y  se dice que fue invitada en esta casa palacio a comer en uno de estos palacios, La comida eran perdices y la Santa abulense agarró una de ellas y dijo a todos: “Los santos a tiempo: Cuando penitencia, penitencia; cuando perdices, perdices”. Dando a entender que hay que hacerse a todo para mayor alabanza de Dios.
 
 
 
         Es muy interesante conocer el Museo del Queso Manchego que está instalado en una casa solariega de finales del siglo XVII. Ha sido muy bien restaurada de unas verdaderas ruinas y en su patio central, donde se instalaban los corrales, hay un precioso grupo escultórico que conforman un pastor con ovejas manchegas y el perro carea, obra del escultor Gabriel Martín Cano donado por la empresa local  “Marzasa”. En las distintas dependencias alrededor del corral se muestra la importancia de la trashumancia hasta el producto final que  el queso artesanal manchego, con algunos entremisos o “mesas” para elaborarlo, hasta un brete. Hoy poca gente sabe lo que es un brete, aunque sí esa la expresión “ponerte en un brete”, que es lo mismo que apurarte. Brete es un corralillo pequeño donde se colocaba a la oveja para ordeñarla o ponerle las vacunas.  El museo concluye en una magnífica bodega con más de 160 años de antigüedad.
         En la parte noble de la casa se hallan la sala de exposiciones y la colección de arte permanente de pintura y escultura, destacando un busto de la Ciega de Manzanares, una poetisa  manzanareña de finales del XIX, Francisca Díaz Carralero, a quien la reina Isabel II le otorgó una pensión vitalicia por su buena labor y porque le gustaron los romances y coplillas que cantaba cuando el tren paraba en la estación de Manzanares. Hoy la casa de cultura donde se halla la colección de Manuel Piña lleva el nombre de “Ciega de Manzanares”.
 
 

5 comentarios:

Sonia Silva dijo...

Buen blog, me gusta lo que escribes, es interesante como cada persona puede plasmar tantos temas en uno, yo lo que busco en un blog es que me mantenga interesada y si son diferentes ámbitos mejor.

Saludos.

Hoteles en Monterrey Santa Catarina

Francisco Rivero dijo...

Es un placer saludarte y te agradezco tu comentario.

Un cordial saludo que se va a los hoteles Monterrey de Santa Catarina.

Anónimo dijo...

Hola Francisco! Desde el Museo del Queso Manchego te damos las gracias por tu interesante artículo. Esperamos que en esa jornada de trabajo también hubiese tiempo para perdices! Un saludo cariñoso.

Francisco Rivero dijo...

jajajaja. No hubo tiempo para perdices, por lo que me debéis una, aunque sí hubo tiempo para momentos felices...

Anónimo dijo...

Un placer acompañarles por la visita a Manzanares. Esperamos que vuelvan pronto!!!